Aceite de Oliva Virgen

BotellasCristalTumbadasEl aceite de oliva es un componente básico de la dieta mediterránea, considerada por muchos una de las más sanas del mundo. La ciencia investiga ahora sus efectos positivos en la salud.

El aceite de oliva elaborado como virgen es el que se obtiene del prensado en frío y con menos acidez, sin añadir ningún tipo de aditivo químico en todo el desarrollo del proceso. Es por esta razón que se trata de un líquido compuesto por la esencia de lo natural y está considerado como un bálsamo además de ser el más apreciado en el ámbito culinario.

Numerosas investigaciones científicas han evidenciado las saludables propiedades del aceite de oliva virgen y virgen extra.

El verdadero puro zumo de oliva tiene unas propiedades nutritivas excelentes:

  •  A altas temperaturas no modificar su composición por lo que se puede cocinar con él quedando intacto.
  •  No aporta colesterol. Sus grasas las metaboliza el organismo por lo que no se depositan en venas ni arterias. Es considerado como preventivo del infarto de miocardio.
  • Sus características antitóxicas refuerza el sistema inmunitario y tiene un efecto muy beneficioso para el hígado y el páncreas. Reduce la acidez gástrica siendo muy efectivo contra la úlcera de estómago e ideal para el estreñimiento.
  • Por su acción tonificante y rejuvenecedora se puede aplicar sobre la piel y alivia en caso de quemaduras y picaduras.
  • Gran riqueza en vitamina E que previene la esterilidad. También es rico en vitamina A, necesaria para la salud de los ojos y la piel; en vitamina D, que fortalece los huesos; en vitamina K, importante para la coagulación sanguínea; y en omega-6, esencial para el organismo ya que reduce el riesgo de estreñimiento, e impide la presencia de parásitos.
  • Polifenoles: poseen una acción antioxidante, previene el envejecimiento celular y también la formación de células cancerosas.
  • Grasas monoinsaturadas: ayudan a reducir los niveles de LDL-colesterol o colesterol malo.
  • En las personas diabéticas ayuda a rebajar los niveles de glucemia, por lo que necesitarían menos cantidad de insulina.
  • El aceite de oliva virgen se infiltra muy poco en el alimento, ya que las variaciones químicas que se producen en la fritura son pequeñas y lentas. Además se realiza una costra en el alimento que no deja que se escapen sus constituyentes. Por lo que es el mejor aceite de oliva para realizar fritos.